Todas las entradas por Illari - IaiaYayos

Curiosa mexicana bloguera: viajes&turismo/arte&naturaleza/poledancer/moda y vinos... Curious mexican blogger: travel&tourism/art&nature/pole dancer/fashion and wine...

Nahui Olin = Carmen Mondragón

Desde hace tiempo ya quería saber más de ella y hace un mes que fui a una librería encontré este libro cuya “mirada” de portada me hipnotizó. Ahora sé que caí en el embrujo de los ojos de mar de Carmen Mondragón, bautizada “Nahui Olin” por su amante el famoso pintor Gerardo Murillo (Dr. Atl).

Muchos la catalogan de loca, para mi era una mujer muy adelantada a su época, opacada por los hombres de los años 20’s. Igual que Tina Modotti, Frida Kahlo, María Asúnsolo, Dolores del Río y otras tantas. Una mujer que quiso quedarse en su propio mundo, en su propia época y fue fiel a sus principios y sueños. Pero no fue apoyada por la sociedad, sino juzgada, abandonada y maltratada.

“Soy un ser incomprendido que se ahoga por el volcán de pasiones, de ideas, de sensaciones, de pensamientos, de creaciones que no pueden contenerse en mi seno, y por eso estoy destinada a morir de amor… No soy feliz porque la vida no ha sido hecha para mí, porque soy una llama devorada por sí misma y que no se puede apagar; porque no he vencido con libertad la vida teniendo el derecho de gustar de los placeres, estando destinada a ser vendida como antiguamente a los esclavos, a un marido. Protesto a pesar de mi edad por estar bajo la tutela de mis padres.”

Nahui Olin

Yo me sentí muy identificada con Nahui Olin. Entre sus deliciosos y sensuales escritos, su inquietud de crear, en su sed de vida y de libertad. También, en su obsesión con un hombre que no pudo superar (a quién no le ha pasado, pero ¿lo hemos superado?).

Este libro es una biografía cortita pero concisa y muy rica en textos e imágenes valiosas. Con puntos de vistas constructivos y no destructivos, de una mujer completa, atrevida, desafiante. Este libro hace la justicia que la sociedad machista mexicana no le hizo a la bella Carmen.

Sus anécdotas e historia de vida te invitan a tener curiosidad por otras mujeres increíbles y también incluso por hombres que se vieron hechizados por su belleza y que no lograron controlarla.

Aquí uno de los textos con los que más me identifiqué, y me hizo hervir tanto la sangre (y otras cosas) que hasta “tributo de foto” le dedico.

Tributo a foto de Nahui Olin por Edward Weston.

“Mi espíritu y mi cuerpo tienen siempre loca sed

de esos mundos nuevos

que voy creando sin cesar […]

inagotable sed de inquietud creadora,

[…] y es fuego que no resiste mi cuerpo,

que en continua renovación de juventud de carne y de espíritu,

es único y es mil, pues es insaciable sed […]

“Insaciable sed”, Nahui Olin en óptica Cerebral.

Nahui era una loca poética, el perfecto personaje literario, aquel que inspira. Ella representa perfecto: la lógica de la locura.

*Este es el libro por Amazon .mx o en El Péndulo

La muerte… para momentos difíciles

Hoy hubiera sido cumpleaños de mi mamá; y aunque es melancólico, ya la recuerdo con alegría.

Sincrónicamente recomiendo este libro hoy. Me encanta y desde aquí me convertí en fan de esta escritora. Me hubiera gustado que alguien me dieran este libro cuándo mi mamá murió. Con el tiempo… asimilé que uno no deja de extrañarlos o de sentir dolor, sino aprende a vivir con eso nuevo que ha mutado en tu ser.

“…ese es el error: uno no se recupera, uno se reinventa.”

dice Rosa Montero (y yo concuerdo).

Es un libro para el luto, muy útil en momentos difíciles. En este libro, la científica Marie Curie te ayuda a transitar el duelo, te hace sentir acompañad@ y comprendid@ . Tras la muerte de su esposo, la escritora española Rosa Montero comienza a leer el diario de Madame Curie; y siente que esta mujer tan fascinante le ayuda, entre el recuerdo personal y la memoria, a superar el dolor. Mientras tanto, mezcla uno que otro tema entrelazado: las mujeres y los hombres, las relaciones y el sexo, la ciencia, el amor… la vida misma antes y después de la muerte de alguien cercano.

Aún y cuándo ya han pasado varios años, me ha servido mucho. Y mientras lo leía, asentía con la cabeza, me brillaban los ojos y se me salían las lágrimas al decir: “¡Es cierto! Así es, así se siente, así se vive… ¿Por qué?”. Si bien el libro no da respuestas, porque la realidad es que nadie las tiene; cada palabra te llega tan dentro que te tranquiliza saber que finalmente alguien sabe lo que es. Finalmente no te dicen “lo siento mucho” o te dan el pésame, que al menos yo creo no sirve para nada. Yo que sé qué es perder a alguien tan querido, prefiero no decir nada y abrazar, o enviar un abrazo y beso desde lejos; y ahora mejor: recomendar ESTE LIBRO.

*Aquí les dejo dos extractos del libro…

“El Arte de Amar” – Erich Fromm

¿Cómo es que este arte cuyo propósito es dicha y felicidad, provoca en muchos de nosotros tanto sufrimiento? La realidad es que no lo entendemos. Creemos es un sentimiento más y debemos esperar a que nos llegue. En vez de una parte escencial de nosotros que debemos desarrollar y cultivar.

Muchas personas me recomendaban este libro, pero me asustaba que fuera de un psicólogo social, psicoanalista y filósofo. Pensaba no iba a entender nada e iba a estar lleno de términología rara. Luego escuché la plática de Rosa Argentina Rivas Lacayo y Mayte López Fernández, y me decidí a ir por el (escuchar la plática aquí).

Siendo un libro publicado en 1959, es impresionante sea tan vigente, pero creo esa es la característica de los clásicos de mentes geniales como la de Erich Fromm, trascienden en el tiempo. El autor parte de la premisa de que el amor no es un fenómeno accidental o mecánico, ni una sensación que simplemente “se experimenta”; sino …

un arte que requiere aprendizaje teórico y práctico para dominarlo, y que eventualmente se fundirán en “la intuición que es la esencia del dominio de cualquier arte“*.

Bookface de “El Arte de Amar de Erich Fromm”

Nos regala las 4 cualidades a cultivar para trabajar en dominar el arte del amor: Humildad + Coraje + Fé + Disciplina. Y nos explica las diversas formas de amor, ayudándonos a salir de la limitada perspectiva romántica: amor fraternal, materno, erótico, amor a uno mismo, amor a Dios…

Si te harta el cliché que todo mundo te dice: “para amar a alguien debes amarte a ti mismo primero”; lee este libro, porque Fromm te ayuda a entender mejor estas palabras sin convertirse en un libro de autoayuda. Si supuestamente ya te amas y dices: “así soy y esto es lo que hay”; de inmediato lee este libro, para comprender que amarse es crecimiento personal cons-tan-te. Si estás dado de alta en todas las redes sociales de citas, lee este libro! Fromm desde los años 60´s ya veía venir el consumismo y mercadotecnia del”amor”.

Lee para: “Tener fé en la posibilidad del amor como un fenómeno social y no sólo excepcional e individual…”

A LEER!

Edward Hopper y Alain de Botton- Hablando del confinamiento y de viajes

La soledad fue el tema más abordado por este pintor del siglo XX, que inspirado por los impresionistas y post-impresionistas del París bohemio; evolucionó su arte de un expresionismo a un realismo más ícono de la modernidad estaudounidense. Pero, no caigamos en conceptos de arte. Regresando a la soledad; Hopper, siendo introvertido, se sentía atraído a espacios silenciosos que sugieren melancolía y que nos muestran a nosotros mismos nuestro lado más vulnerable.

En su libro “El arte de viajar”, el filósofo Alain de Botton explica a través de las pinturas de Hopper, como nos estamos limitando con el concepto “lugares de viaje” solo a los destinos. Pero, qué pasa con los aeropuertos, las salas de espera de estaciones de autobús/tren, las gasolinerías y hoteles/moteles de carretera, las cafeterías de camino? Esos también son lugares de viaje y aunque no parezcan, resultan interesantes si nos atrevemos a disfrutar nuestro paso por estos lugares en la contemplación de nuestro ser.

A qué voy con esto. Pues parece que: al confinamiento y a los viajes los une una delgada línea: la soledad. Pensemos ¿por qué viajamos? No solo para conocer. También para escapar de un lugar, de una persona, de un recuerdo, de una rutina… Y cuándo ya viajamos demasiado, ¿no nos da melancolía por el hogar y queremos ya regresar? A lo nuestro, a nosotros, a estar solos. Irónico; pero en todo momento, queremos rechazar la soledad para no enfrentarnos a nuestro interior, y terminamos en ella misma nuevamente.

Mi idea es, que los cuadros de Hopper sean inspiración para no dejar atrás este ejercicio de instrospección y revaloración de la vida que la pandemia nos trajo. Que reactivemos un turismo consciente, más responsable y comprometido. Observemos al revés, de afuera hacia adentro, en la llamada:

“paradoja del aislamiento en medio de la visibilidad.”*

Sociólogo Richar Sennet

Aquí repliqué 3 fotos de Hopper durante uno de mis viajes de negocios. Sola pero no sola.

Mi visión de Frida Kahlo

A 66 años de su muerte, el 13 de julio de 1954, quiero dedicar este escrito a la artista con la que empecé a tener esta espinita de estudiar arte. Así que, este no es un escrito más de su vida, hay muchísimos ya. Este es un agradecimiento por esa nota artística que ella me regaló hace 23 años que conocí su obra y vida en su Casa Azul.

Todo fue antes del “boom” capitalista y globalizado de la marca Frida Kahlo. Hice click con esta pintora en 1997. En parte por ser mexicana y mujer, y porque mis padres me llevaron a su famosa “Casa Azul” cuando no tenía las colas que ahora se enfilan afuera. Yo tenía 12 años y pude gozar el museo a mi ritmo, con mis padres relatándome su vida y explicándome sus pinturas. Aún puedo cerrar los ojos y recorrer cada cuarto de esa casa y su hermoso jardín. Me asombraba tanta sangre y dolor en sus cuadros, pero lo que más me atrapó fue su poema “Pies para que los quiero si tengo alas para volar”. Ahí se me metió lo bohemio a la sangre; tiempo después mi madre me lo quitaría con un “sape” al convencerme de no estudiar danza/actuación/arte en el INBA. ¡Qué diría mi mamá ahora que me vio desde otro plano, pagándome yo sola mi diplomado de Historia del Arte!

Mi primer libro de arte también fue el de su obra, ahí conocí más detalles de su vida . Luego, reproduje en prismacolor su terrible accidente de tranvía, y traduciéndo cada palabra de su biografía, la recité en inglés en sexto grado, ganándome excentar esa materia y la admiración de las maestras.

En fin, en la vida me encaminé olvidándola. He sido testigo de la capitalización de su imagen (irónicamente siendo ella comunista); y de que la tomaran de estandarte feminista (habiendo sido una mujer muy sufrida, torturada y engañada). Pero en silencio yo seguía guardándole mucho cariño sin saber bien el porqué. Hasta hace poco que leí “Nosotras. Historias de mujeres” de Rosa Montero; y me regresó con gran júbilo la chispa Kahlo con diferente perspectiva.

#bookface de mi primer libro de arte en mi jardín.

Le agradezco ahora mi primer acercamiento al arte; y para mi, Frida es mi estandarte de actitudes y valores como:

La identidad, única y mexicana

El respeto, a todas las formas vivientes.

La inclusión, de diversas personas, inclinaciones y formas de pensar.

La perseverancia en la vida.

La iniciativa y responsabilidad social.

La creatividad e inspiración.

El coraje, de vencer miedos y obstáculos.

Les invito a no quedarse con la imagen comercial y feminista de ella. Aquí varios links interesantes que les harán ver a Frida desde otro punto de vista.