Archivo de la etiqueta: poemas

¿Lo poemas son como las recetas?

Ando perdiendo el miedo a los poemas y queriendo entenderlos mejor. No sé si eso llegue a ser posible, tal vez hay poemas que están escritos para no ser comprendidos sino solo sentidos. Tras leer “Lector a domicilio” de Fabio Morábito, sin querer queriendo mi incursión en el mundo de los poemarios toma un curso menos intimidante y más interesante.

Creía que todos los poemas, por el sólo hecho de serlo, eran obras de arte y por lo tanto exquisitos todos sin excepción. Entiendo ahora que hay poemas bueno y malos, que la poesía me puede gustar mucho o dejar indiferente.

Eduardo, el lector a domicilio y protagonista de este libro me invita a llegar con él a una interesante reflexión: ¿los poemas son como las recetas?

“Son recetas de vida, digamos, y aunque no nos guste el platillo que describen, nos admira lo bien que lo describen. Todo el gusto de la poesía está en eso.”

O… Los poemas no son como las recetas…

“…porque las recetas sólo tenían sentido tomadas como un todo, al revés de los poemas, que podían leerse de manera fragmentaria, sin la obligación de terminarlos; uno podía deternerse a media lectura, fascinado por cuatro o cinco versos, y releerlos una infinidad de veces, olvidándose del poema… Una receta, en cambio, no puede truncarse a la mitad porque el platillo no sale o sale mal”

Mmmmmh, yo sí me he quedado prendada de un par de versos y los releo hasta olvidarme del resto. En cuánto a esta última idea, creo que una receta puede truncarse y modificarse, transformarse y hasta mejorarse. Pero, ¿un poema?

“Los poemas son un todo, como las recetas de cocina; no se vale decirlos a medias o recitar un par de versos, hay que tomárselos en serio como el poeta que los escribió y que luchó hasta la última línea antes de darlos por terminados.”

¡Rayos! La única conclusión a la que llego es que tal vez leo y cocino muy parecido. Como solo yo quiero.

Y ustedes… ¿qué piensan?

Leer poesía

Ayer fue el día de la poesía, yo casi no había incursionado en este género, pero hace poco he terminado algunos poemarios de dos mujeres contemporáneas y encontré la experiencia muy enriquecedora.

No sé mucho de poemas, la mayoría de las veces los hayo muy retorcidos e inentendibles. Pero estos de Rupi Kaur o de Lang Leav son tan sencillos pero ricos en contenido, tan actuales; que me identifiqué con varios de ellos y me hicieron la experiencia más llenadora.

Leer poemas me pareció muy relajante. A veces una novela, un libro histórico o uno científico se nos llega a hacer tedioso. Es entonces cuándo tener un poemario a la mano es muy práctico. Leer párrafos cortitos llenos de inspiración me ayuda a despejar mi mente después de una semana muy pesada de trabajo. O escucharlos mientras manejo me llena de energía y me saca sonrisas. Con estas dos autoras, me vi identificada, daba gritos de emoción porque por fin alguien sentía lo que sentí en mis veintes, bombardeada de prejuicios sociales en ese paso de joven a adulto. Ciertamente, ambas autoras las recomiendo para mujeres y para que las mamás los lean con sus hijas o se los regalen.

Si me pueden recomendar más poemarios, se los agradezco; también Pablo Neruda me gusta mucho, pero ese es otro blog… Y si leen Lang Leav o a Rupi Kaur, cuéntenme qué les parecen y cuál de sus poemas fue son de sus favoritos, porque se que van a tener muchos que les encantarán.

#aleer

*NOTAS: Yo leí de Rupi Kaur “Milk & Honey” y “El sol y sus flores”; y de Lang Leav “Love Looks Pretty on You”